Costa Caribe, parada obligatoria para descubrir Colombia

0
Fuente: Maria Mera para Klein Magazine
Anuncio

Colombia es un país que ofrece multitud de viajes diferentes para todo tipo de turista o viajero, según como te quieras definir. La costa norte del país, más conocida como Costa Caribe, es uno de los puntos más visitados.

Nuestro viaje empezó en Cartagena, sin embargo, fuimos directamente a Isla Barú. Empezábamos por una playa bastante turística pero con el típico ambiente de zonas caribeñas. Lleno de chiringuitos con cocos, jugos y buena música costeña. Al día siguiente, nos ofrecieron puestos en una lancha que nos llevaría a Isla Rosario, pensando que era una de las islas más conocidas de toda Costa Caribe. Sin embargo, no sabíamos que realmente íbamos a un archipiélago en el que estuvimos perdidas el primer día, sin wifi, cobertura, electricidad y poca comida. Pero todo tiene un pero. Era el paraíso. Como lo ves en las películas, como te lo imaginas cuando te lo describen, como lo sueñas tantas veces. Buceando entre corales y multitud de vida marina, navegando en lancha a la luz de la luna y bañándote entre plancton. Ahí fuimos descubriendo que los lugares que realmente merecían la pena eran los más complicados de alcanzar.

Costa Caribe
Fuente: María Mera para Klein Magazine

De regreso a Cartagena, después de unos días viviendo prácticamente ancladas en hamacas a la  orilla de la playa, nos fuimos para Santa Marta en un bus que se hizo interminable. Seis horas de viaje pasando por los lugares más recónditos e impactantes que yo haya podido ver. Nunca olvidaré aquella barriada conocida como La Ciénaga, donde la gente vivía directamente en el lodo del cauce de un río mugriento.

A partir de ese momento, nuestro viaje  en la Costa Caribe daba un pequeño giro. De la relajación pasábamos a la aventura. Nos recomendaron que fuésemos preparadas con agua, así que en vez de aligerar peso, compramos quince litros. Al llegar al conocidísimo Parque Nacional Natural de Tayrona, nos adentramos en caminatas y zonas totalmente selváticas, viendo animales de todo tipo y de tamaños abismales, durmiendo en cabañas sin paredes y luchando contra los mosquitos. Sin embargo, esas playas desiertas y tan salvajes merecían la pena ser contempladas. Pasamos por unos lujosos Ecohabs, cabañas amuebladas con todo detalle, donde pasar una noche podría costar 200 euros y nos aseguraron que Shakira disfrutaba algunas vacaciones allí.

Costa Caribe
Fuente: María Mera para Klein Magazine

Sin embargo, dejamos la mejor parte para el final del viaje. La zona más pobre de toda Colombia, más recóndita y más desoladora pero a la vez enigmática, La Guajira. Una provincia que en su totalidad es desértica. Allí viven los conocidos Wayuu, una tribu indígena dedicada a las artesanías y muy famosa por la revalorización de sus trabajos en Europa. Cabo de la Vela fue nuestro hogar durante tres días, durmiendo a la luz de las estrellas y con el sonido de las olas de fondo.

Jamás me imaginé que un desierto en plena costa me fuese a impresionar más que las increíbles palmeras comiéndose la playa en Isla Rosario o los enormes acántilados del Parque Tayrona. Pero sí, a veces, los lugares con menos sonidos y más deshabitados pueden llegar a ser los más reveladores. Aun así, si decides ser mochilero deberías pensarte visitar toda la Costa Caribe de Colombia. Solo necesitas dos semanas para empaparte de la cultura y la diversidad que aquella zona tiene para regalar.

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here