Cuatro razones para no perderte Little Fires Everywhere

0
Little Fires Everywhere
Anuncio

Seguro que alguna vez te ha pasado eso de entrar a una plataforma streaming, revisar el catálogo y terminar por no ver nada. O tal vez te apetece ver algo que no requiera de mucho tiempo. En cualquier caso, no puedes perderte la última producción del sello Witherspoon, Little Fires Everywhere, la adaptación de la novela de Celeste Ng disponible en Amazon Prime Video. Una historia de madres corajes que no te dejará indiferente. ¿Por qué? ¡Aquí te damos cuatro razones!

Un relato sobre maternidad, racismo y clasismo

A pesar de estar ambientada en los 90, Little Fires Everywhere refleja a la perfección las diferencias sociales en la sociedad americana, y trata temas que siguen de actualidad como el acoso escolar, la cultura del esfuerzo, la homosexualidad, etc. Sin embargo, la maternidad y el derecho a decidir de las mujeres, la raza y la clase social son los tres pilares sobre los que se sustenta la serie y que determinan las vidas de sus protagonistas.

Elena Richardson (Reese Witherspoon) es una feliz madre que vive una vida aparentemente perfecta con su marido y sus cuatro hijos en Shaker Heights, una de las comunidades más integradas de Estados Unidos. Su vida da un vuelco con la llegada de su nueva inquilina, Mia Warren (Kerry Washington), una artista negra y madre con muchos secretos que retará a Elena a ver la realidad que se esconde tras su familia perfecta.

Little Fires Everywhere

La tensión entre las dos protagonistas

Sin duda lo que más engancha de la serie es la relación entre Elena y Mia, que va evolucionando desde una falsa cordialidad (únicamente por la amistad de sus hijos/as) hasta una incómoda tensión, ya sea por los microracismos y el elitismo soterrado de Elena o por la desconfianza y el comportamiento a la defensiva de Mia. Una tensión que irá en aumento en cada capítulo y que acabará estallando por un acontecimiento que hará que ambas protagonistas tomen partido en bandos opuestos.

Kerry Washington GIF by HULU - Find & Share on GIPHY

El flashforward del primer capítulo

Otro de los aspectos más interesantes de Little Fires Everywhere es que comienza con un flashforward que nos traslada al desenlace de todos los acontecimientos que suceden a lo largo de la serie: un impresionante incendio provocado en casa de Elena. Pero, ¿quien ha sido? No intentéis averiguarlo, porque el final es de todo menos previsible.

Además, la serie cuenta solo con ocho episodios con un ritmo frenético (sobre todo a partir del tercer y cuarto capítulo), lo que la hace perfecta para una sesión maratoniana. Porque ya os adelantamos que no vais a poder parar de verla.

Little Fires Everywhere

Una serie que te saca de tu zona de confort

¿Qué te convierte en madre? ¿Eres «más madre» por tener un hijo/a biológico/a que adoptivo/a? ¿Tu posición social al nacer determina tus decisiones en la vida? ¿Eres menos racista por tener amigos negros?

Little Fires Everywhere plantea estos y otros dilemas a través de las decisiones de sus protagonistas. Cada una tiene sus motivos y argumentos para actuar de una manera u otra, y tú como espectador/a te ves arrastrado/a a posicionarte. Unas veces apoyarás a Elena, otras a Mia. Otras te indignarás con el comportamiento de Elena, y otras con el de Mia. Cada capítulo te saca de tu zona de confort para ver los acontecimientos más allá de tu propia perspectiva.

Todos estos elementos y las increíbles actuaciones de sus protagonistas hacen de Little Fires Everywhere una serie digna de ver, que nos ofrece la oportunidad de poner en juicio los valores de la sociedad actual y hacer examen de conciencia sobre nuestros propios prejuicios e ideas.

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here