Charlamos sobre el arte del tatuaje con Javier Jiménez

0
tatuaje
Anuncio

En el estado de Chin (Myranmar) viven las ancianas de cara tatuada, mujeres a las que siendo niñas les tatuaron la cara. ¿El propósito? Afearlas para evitar que fueran secuestradas y violadas. Lo que en un principio fue una auténtica tortura para estas mujeres se ha convertido hoy en día en un reclamo turístico que supone uno de sus principales sustentos. Afortunadamente, en la actualidad esta espantosa práctica no se realiza, pero las historias de estas mujeres dan fe de la estrecha relación entre la práctica del tatuaje y la humanidad.

Los tatuajes han trascendido a lo largo de la historia resignificándose a través de cada cultura y adoptando todo tipo de funciones, desde medicinales y eróticas hasta punitivas y defensivas. Los gladiadores presumían de profesión a través de sus tatuajes, los persas tatuaban a los esclavos para estigmatizarlos y hasta la realeza del s.XIX utilizó los tatuajes como símbolo de distinción de su clase.

tatuaje
Fuente: Adam Koziol

Según Javier Jiménez, artista y responsable del estudio de tatuajes Rolling Tattoo, “uno no aprecia el tatuaje en su totalidad hasta que no conoce lo ligado que está a la civilización humana. Personalmente opino que es inherente a esta”. Javier, cuyo cuerpo aún está libre de tinta por irónico que parezca, nos aporta las claves sobre la relación entre arte y tatuaje.

¿Puede considerarse el tatuaje como otra forma de expresión artística?

Es muy relativo. El gremio del tatuaje moderno se encuentra algo dividido en este aspecto. El tatuaje es una técnica artística, como lo es dibujar a carboncillo o realizar una fotografía. Pero el hecho de realizar una foto no te convierte en fotógrafo profesional ni en artista, más bien en una suerte de «artesano» circunstancial. En la industria del tatuaje hay demasiado «Artista tatuador», que en la mayoría de las ocasiones no es más que una forma de marketing, por no llamarlo postureo, resultado de la ignorancia y una mala gestión del ego. El tatuaje puede estar de moda pero no es una moda: Esto no se trata de convertirse en artista de la noche a la mañana para tener más seguidores y sentirte alguien. El arte no se caga, el arte se forja.

tatuaje
Fuente: Art & Breakfast /5

¿En qué aspectos puede concebirse como arte y en que otros no?

En el tatuaje diferencio al artesano (el que copia o traslada una pieza a la piel) del artista (aquel que crea la pieza original y después la traslada a la piel). El artista es artesano pero no al revés. Por lo tanto, el tatuaje es arte en el momento en que el tatuador ha creado una pieza y posteriormente la ha trasladado a la piel. Ser artista no es mejor ni peor que se ser artesano. El buen artista ofrece creatividad, cultura y una sensibilidad especial para comunicar y emocionar. El buen artesano ofrece una capacidad técnica y un talento que puede eclipsar al mejor artista. Imagina cuando se unen ambos perfiles.

tatuaje
Fuente: Art & Breakfast /5

Parece ser que los tatuajes ya están completamente normalizados en nuestra sociedad, pero ¿realmente es así?

Todo en nuestra sociedad sufre la suerte de los ciclos. Lo que hoy está de moda mañana no lo estará. Lo que sí está claro es que la concepción del tatuado ha cambiado radicalmente y ya no se trata de un estigma social a pesar de la visión conservadora de una pequeña parte de la sociedad. Hemos avanzado mucho en ese sentido, pero en España debemos avanzar más y ponernos al nivel europeo no sólo en su relación con el mercado laboral sino también en orden cultural y legislativo.

Ahora no es un problema tener tatuajes. El problema ahora es qué tatuaje llevas y qué calidad tiene. En la actualidad tu tatuaje va a delatar o insinuar aspectos como tu poder adquisitivo, tu cultura, tu sensibilidad artística y tu criterio estético, rasgos de tu personalidad, etc. No es muy diferente de nuestra forma de vestir, es una manera gráfica de definirnos y comunicarnos con los demás.

Hoy en día la gente colecciona tatuajes como si de cromos se tratase, ¿puede provocar esto una banalización de la filosofía de los tatuajes?

Hay que aclarar algo, el arte contemporáneo se ha convertido en un mercado en el que la obra ha dejado de ser importante, no es más que otra forma de poder y de transacción económica en la que se decide que un retrete en mitad de un museo es una pieza de arte que vale millones o si es una pieza que el fontanero olvidó allí. El arte siempre estuvo en manos de las instituciones auspiciado por toda una suerte de mecenas, críticos, políticos, y gestores con intereses que tienen poca relación con el arte. Aunque son necesarios para que funcione su imagen especular underground, es inevitablemente que la banalización del arte en general y los mecanismos mercantiles tengan su reflejo en la industria del tatuaje aunque no esté en manos ortodoxas.

tatuaje
Fuente: Art & Breakfast /5

Dicho esto, la filosofía del tatuaje está ahí, siempre estará. Cualquiera abre un estudio y cobra 20€ por un tatuaje… ¿Es eso banalizarlo? Está en manos de los tatuadores, más allá de la contaminación mercantilista del ritual, darle sentido y valor a la filosofía del tatuaje. Si los coleccionas como si fueran pegatinas lo banal no es el tatuaje ni su filosofía, lo banal eres tú. Siempre quedarán artistas, artesanos y profesionales que atesoren, protejan y transmitan la filosofía del tatuaje más allá de modas y postureos.

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here