Witness, lo nuevo de Katy Perry: Yas or Nah?

1
Witness Katy Perry
Fuente: Capitol
Anuncio

El pasado 9 de junio, Katy Perry lanzaba su esperado álbum Witness. Con él inicia una nueva era en su carrera tras su último disco PRISM, del que ya hace cuatro largos años. Sin duda, la polémica ha marcado este estreno por el recorrido que han tenido los singles en las listas de éxitos y la peculiar promoción que ha llevado a cabo.

Y es que coincidiendo con el lanzamiento del disco, Katy Perry se ha montado su propio Gran Hermano, usando YouTube como plataforma para enseñar su sesión de terapia con una psicoterapeuta, el repaso que ha hecho con amigos de sus trabajos audiovisuales, encuentros con sus fans, o cenas familiares... Un total de 96 horas en directo con los que ha mostrado otra cara de la ya polifacética cantante. Quizás con la intención de mostrarla más humana frente a algunos ataques de la prensa más sensacionalista.

Pero dejando de lado un poco lo mediático y centrándonos con lo puramente artístico, Witness se presenta como una progresión del que sería un estilo más cercano a Dark Horse o a las producciones más oscuras de la colorida artista. Destaca sobre todo el acercamiento a un pop más europeo, ciertas producciones recuerdan a las producciones de Loreen o incluso alguna que otra como Tsunami se acerca a sonidos propios de Tame Impala.

Otra cosa interesante del álbum son precisamente las producciones que no han sido single, los cuales quizás no han tenido el alcance esperado o que se esperaría de una artista que igualó a Michael Jackson al colocar 5 canciones de un solo disco en el número 1 de éxitos de Billboard con Teenage Dream.  Y es que entre el tracklist del disco destacan la triada de temas: Déjà Vu, Power y Mind Maze, en las que se inicia con silabeos propios de la primera etapa más tontorrona de Katy, a propuestas más experimentales y oscuras. Además, es interesante Witness, título que abre el álbum y del que ya se tenía conocimientos de hace tiempo por las redes, Tsunami o Roulette.

Éste trabajo de Katy Perry parece ser creado con la intención de que se la tome más en serio, profundizando con experimentos musicales y entradas en sonidos mucho más europeos, como puede ser Swish Swish. Un trabajo más maduro que parece seguir la línea lógica de crecimiento artístico de una cantante.

Quizás en conjunto el disco deja una sensación un tanto extraña, quizás pensamos que si el número de pistas hubiese quedado reducido al menos el trabajo sería más redondo y compacto, al igual que el orden de las canciones quizás sería mejorable. Pero, sin duda, es un avance en la carrera de Katy Perry y Witness contiene temas dignos de ser escuchado, tanto por producción como por interpretación.

Anuncio

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here