Camila Cabello pasa página en su álbum debut

0
Camila
Anuncio

Cambios de títulos, cambios de fecha, retrasos, singles que se han quedado por el caminoCamila Cabello lanza por fin su esperado álbum debut en solitario, Camila. Un disco cohesivo, de no muchas canciones. Dos años han tenido que pasar de proceso creativo en el que el concepto del disco ha cambiado rotundamente para que surgiera este proyecto final.

En un primer momento, el que se llamaría The Hurting. The Healing. The Loving era un disco mucho más oscuro, emotivo y centrado en sentimientos negativos, lo que era un reflejo de los años convulsos tras su salida de Fifth Harmony. Camila tenía el planteamiento de hacer un buen álbum de presentación sin tener la pretensión del hit «fácil», si es que hay una fórmula mágica para ello. Pero meses atrás del lanzamiento de la pieza que conocemos, este concepto ya no la representaba.

Tras decidir que esas canciones creadas ya no la representaban como artista, retrasó el lanzamiento y se sumergió en un nuevo proceso de producción más acorde a su situación actual, reflejando a una Camila más centrada en el futuro y no tanto en el pasado, una Camila que no le da importancia a etapas que ya ha dejado atrás.

Havana, oh na na

Ha sido una de las voces protagonistas de uno de los temas virales del 2017 y de lo que está dando el 2018. Havana ha copado el número uno de multitud de listas de éxitos, y todavía sigue luchando por el número uno en la lista Billboard Hot 100. Sin duda el tema lo merece, es el más destacado en cuanto a personalidad y producción de su disco, ¿pero podemos decir lo mismo de todo el disco?

El disco comienza de forma bastante notable con Never Be The Same, una canción pop en la que compara el amor con los efectos que producen algunas drogas. «Al igual que la nicotina, la heroína, la morfina. De repente, soy un demonio y eres todo lo que necesito.»  Y continúa con All These Years, una canción con una producción minimalista en la que la guitarra y la voz característica de Camila se aúnan en una melodía agradable y de añoranza. 

Sin duda otro de los temazos del disco es She Loves Control, en el que de la mano de Skrillex hacen un tema bailable que, sin duda, con unos beats contundentes y ritmos latinos traídos de la mano de una guitarra española, nos recuerda a los ritmos que ya hemos bailado con su voz como pueden ser Hey Ma! o Now No Better. También destaca Real Friends, aunque su parecido con Love Yourself de Justin Bieber le resta en cuanto a originalidad.

El resto de canciones, a pesar de resultar fácilmente escuchables no dejan de dar la impresión de ser pobres en cuanto a producción. Son temas básicos que podrían haber sido cantados por otro cantante y no aportan nada innovador o sorprendente. Parecen que no se ha madurado demasiado y son fruto de la rapidez por no alargar más la espera. 

El disco en su conjunto es un buen álbum debut en el que se muestra una faceta variada de estilos en los que Camila muestra su capacidad vocal e interpretativa, con 3 o 4 buenos temas que posiblemente sean los singles. Pero nos queda la duda de si entre los descartes habría algún temazo de la talla de I Have Questions. De lo que no hay duda es que el camino en el panorama musical de Camila acaba de empezar.

 

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here