Fama hace bailar de alegría a los millenials en #0

0
Fama, a bailar
Fuente: Facebook oficial
Anuncio

A estas alturas, no cabe duda de que los talent shows han devuelto la televisión a los más jóvenes. Ahora los programas no solo se ven, se viven y se comentan gracias a las redes sociales, que alargan la vida de estos formatos televisivos. Ya no solo interesa el resultado final frente a las cámaras, sino la preparación de los concursantes y su convivencia. Lo comprobamos con el regreso de Operación Triunfo, la sorpresa televisiva de 2017 y seguramente se termine de confirmar con la nueva edición de Fama a bailar, que diez años después, vuelve a la pequeña pantalla con imagen renovada y un nuevo concepto de baile, pero con la misma receta multimedia del programa de los triunfitos.

La dinámica del programa viene a ser la misma que en sus anteriores ediciones. 16 bailarines competirán en parejas con coreografías de diferentes estilos delante del grupo de profesores, formado por Iker Carrera, Ruth Prim, Raymond Naval, Carla Cervantes y Sara Egido, con Igor Yebra a la cabeza como director de la academia. ¿El objetivo? Ganar una beca valorada en 30.000 euros para continuar con sus estudios de danza. Y siguiendo con su parte de reality, en esta edición los concursantes volverán a convivir durante tres meses en la academia, donde ensayarán y recibirán talleres con profesionales de la danza y visitas de diferentes artistas.

Fama, a bailar
Fuente: FormulaTV

En cuanto a las novedades, todas se vieron reflejadas en el estreno de ayer, empezando por la academia y la escenografía. Olvídate del típico estudio de baile con parqué, barras y espejo, porque Fama a bailar se ha pasado al underground, y ahora presenta un aire mucho más callejero, más parecido al estilo de las películas de Step Up que a Flashdance. Un nuevo concepto de academia que se vio en el número inicial con una coreografía grupal de los 16 concursantes y los profesores, que recorrió todos los espacios de la academia y donde se pudo apreciar el talento de los bailarines y los tipos de bailes de los que podremos disfrutar a partir de ahora.

Otra diferencia significativa en esta edición es que los estilos de baile ya no se dividen en lírico, funky o street dance, sino que se aglutinan y combinan con nuevas tendencias de la danza en coreografías de estilos fusionados, como pudimos ver en la gala de ayer, en la que destacó la danza urbana y contemporánea, con portés, coreografías de suelo y sobre todo, mucha expresión corporal y emocional. Diferentes estilos de baile que sin duda ganaron con la estética del vestuario de los concursantes, donde predominaron los conjuntos básicos y monocolores entre las parejas, sobre todo en el caso de las coreografías más contemporáneas.

Fama, a bailar
Fuente: Facebook oficial

Fama a bailar ha mantenido algunas de sus señas de identidad en el nuevo escenario como el ventilador gigante, el público en torno a la pista de baile, o Paula Vázquez como presentadora, la viva imagen del formato. Pero aún así, el programa ha renovado totalmente su puesta en escena con un espacio mucho más amplio, que da juego a una realización mucho más visual gracias a la iluminación y la interacción entre las cámaras y los movimientos de los bailarines. 

Donde no ha innovado demasiado ha sido en su campaña de difusión en redes sociales. Y es que, aunque las comparaciones sean odiosas, Fama a bailar ha aprovechado el tirón mediático de OT y prácticamente ha calcado la estrategia en redes sociales del programa de Gestmusic, con un canal de Youtube en directo 24 horas, y una aplicación gratuita para salvar a tu concursante favorito, además de una continua actualización de horarios de la academia, clases con los profesores y momentos curiosos de la convivencia en la academia.

Pero no hay que dejarse llevar por la tendencia natural a criticar todo aquello que no sea original. Si un formato funciona, gusta a la audiencia y además hace justicia a diferentes ámbitos del mundo cultural y las artes, ¿por qué no explotarlo? Al margen de la prometedora producción del programa, hay que destacar la calidad de los bailarines, que desde un primer momento y con coreografías técnicamente muy complicadas, se marcaron una gala inaugural de la que estar orgullosos. De los 16 concursantes, ya le hemos echado el ojo a algunas parejas como Belen y Dani, Andoni y Fran, Valero y Lucía y Pablo y Esther, de las que esta dos últimas se juegan esta noche la inmunidad. Pero mejor verlo a que te lo cuenten, ¿no?

Así que no te pierdas Fama a bailar de jueves a domingo a partir de las 21:00 horas en el canal #0 de Movistar+.

 

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here