“La Llamada” de la libertad llega a la religión

1
La Llamada
Anuncio

Tras su estreno el pasado año y después de muchas búsquedas por Internet, por fin ha llegado a Netflix La Llamada, la adaptación cinematográfica de la obra de teatro musical creada y dirigida por dos de los actores/directores más queridos y aclamados de 2017, Javier Ambrossi y Javier Calvo. Un hito del teatro español que comenzó el 2 de mayo de 2013 como un pequeño espectáculo, y que cinco años después ha crecido hasta convertirse en una de las obras estrellas del Teatro Lara, de la que ya han podido disfrutar más 300.000 personas.

¿Pero qué hace especial a La Llamada? Sin duda, el surrealismo y magnetismo de su historia, que se sitúa en el campamento cristiano, La Brújula, en un remoto bosque de Segovia. Allí se encuentran María (Macarena García) y Susana (Anna Castillo), dos amigas en plena adolescencia a las que castigan sin salir del campamento por escaparse a un concierto de Henry Méndez y que serán vigiladas y consoladas por la inocente Hermana Milagros (Belén Cuesta), a la que se unirá la recién llegada Sor Bernarda (Gracia Olayo), dispuesta a poner orden. Una noche, a María se le aparece Dios (Richard Collins-Moore) cantándole canciones de Whitney Houston, lo que desencadenará que todas las protagonistas de esta historia comiencen a replantearse sus vidas.

Con un argumento así, era lógico (aunque arriesgado), que alguien ayudase a los Javis a llevar su musical a la gran pantalla, por muy kamikaze que pareciese. Y es que La Llamada acaba enganchando, sobre todo a la generación millenial que vivió el auge del electrolatino, las Jornadas Mundiales de la Juventud que se celebraron en España o la muerte de Withney Houston. Acontecimientos que los directores noveles usaron para dar forma a aquello que siempre habían deseado hacer: Calvo quería crear un romance entre dos mujeres en un campamento cristiano, Ambrossi quería contar la historia de una conocida de su hermana (Macarena García), que encontró su vocación religiosa, pero que finalmente su familia no permitió. Y así nació La Llamada.

La Llamada
Fuente: El Mundo

Un largometraje que, según la mayoría de personas que han disfrutado de la obra, reproduce con exactitud cada escena del teatro y el buenrollismo y felicidad que se ha respirado en el Teatro Lara durante los últimos cinco años, gracias a su fresco y joven guión, con diálogos muy divertidos y una jerga millenial que acaba arrancando una sonrisa a los jóvenes y a los no tan jóvenes. Solo en el caso de que se dejen engatusar por esta comedia.

¿Lo mejor de la película? Su maravilloso casting, compuesto por las actrices originales de la obra de teatro, que prácticamente no interpretan a sus personajes, los viven. Sobre todo en el caso de Anna Castillo y Belén Cuesta, que llegan a superar con creces a Macarena García como protagonista principal, gracias a la naturalidad y la intensidad de Castillo y la inocencia y don para el humor de Cuesta. Sin olvidarnos de Gracia Olayo. Cuatro personajes completamente diferentes que muestran una sororidad envidiable. Mujeres que se respetan y apoyan sin tener en cuenta las decisiones y/o experiencias de cada una.

La Llamada
Fuente: Elle.es

Pero sobre todo, lo más interesante de La Llamada es su mezcla de contrastes: la religión católica y el desenfreno adolescente, la vocación religiosa y la identidad sexual, las canciones cristianas y el electrolatino. Términos que en la película no son opuestos, sino complementarios, ya que nunca encontraremos desprecios o prejuicios, sino respeto y tolerancia. Un alegato a la libertad para ser nosotros mismos, para creer en nuestros sueños y aspiraciones, para arriesgarnos y no quedarnos con las dudas.  En definitiva, para conseguir aquello que nos haga felices. Y todo ello acompañado por una banda sonora que reúne tres de las mejores canciones de Whitney Houston (I will always love you, I have nothing y Step by step), dos canciones de Presuntos Implicados, y el tema principal que lleva por título el mismo nombre de la película, y que es interpretado por Leiva.

La Llamada
Fuente: La Llamada, el musical

“Lo hacemos y ya vemos”. Una filosofía de vida que Javier Ambrossi y Javier Calvo llevan tatuada en la piel, y que les llevó a dedicarse en cuerpo y alma a la obra de sus vidas. Hace cinco años, La Llamada se estrenaba como un modesto espectáculo musical en el hall de un teatro, y hace una semana, su adaptación cinematográfica ganaba el Premio Feroz a Mejor Comedia. Tres días atrás ganaba el Premio del Público a Mejor Película en los Premios Gaudí y el próximo sábado optará a cinco galardones en la 32ª edición de los Premio Goya 2018.  

Al final será verdad eso que le dice Sor Bernarda a su hermana de campamento…

La música hace milagros, Milagros.

 

Anuncio

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here