“Por 13 razones”: la verdad sobre el suicidio de Hannah Baker en Netflix

1
Anuncio

Por 13 razones no es la típica serie adolescente que narra el día a día en los pasillos del instituto de la mayoría de jóvenes. Clay (Dylan Minette) es un chico tímido y simpático que acaba de conocer a Hannah (Katherine Langford), una joven alegre, divertida y segura de sí misma que, contra todo pronóstico, termina por suicidarse.  Tras la misteriosa muerte de ella, Clay recibe una caja con trece cintas de cassette que deberá escuchar y que desvelarán los secretos que se esconden tras el suicidio de Hannah.

Por 13 razones
Netflix

“Hola. Soy Hannah, Hannah Baker. Ponte cómodo, porque estoy a punto de contarte la historia de mi vida. La razón por la que mi vida se terminó. Y si estás escuchando esta cinta, eres uno de los motivos”.

Así comienza el primer capítulo de Por 13 razones, la nueva apuesta de Netflix dirigida al público joven y basada en el fenómeno editorial de 2007,  13 reasons why de Jay Asher. Una novela que relata los últimos días de vida de Hannah, una joven que decide suicidarse debido al acoso al que se ve sometida por sus compañeros de instituto.

Esta adaptación a la plataforma en streaming supone el primer proyecto de Selena Gomez como productora ejecutiva. De hecho, la idea de realizar una producción audiovisual surgió de la propia artista, que con 16 años leyó el libro y compró los derechos para desarrollar la historia como una película en la que ella protagonizaría a Hannah. Tras siete años de espera, Selena Gomez descartó el papel por exceder la edad y comenzó la búsqueda de los actores protagonistas y el equipo creativo de la serie. Y parece que no le ha ido nada mal, porque la cantante se ha rodeado de profesionales de la talla de Tom McCarthy, guionista y director de la oscarizada Spotlight, que se encarga de la dirección de los dos primeros capítulos.

Sin duda, el punto fuerte de la producción es el mensaje que transmite. La serie se sirve de la ficción para acercar el debate del bullying a jóvenes y adultos. Por 13 razones realiza un recorrido por las diferentes etapas del acoso escolar. Nos muestra cómo un comentario o gesto que para el resto no tiene importancia puede desencadenar un abuso constante que acabe en tragedia. Incluso ante esos comportamientos abusivos, el espectador puede convertirse en cómplice al valorar el tipo de acoso y cuestionarse si de verdad era para tanto. Una sensación que se desmonta al final de cada capítulo al comprobar las consecuencias de los actos de los compañeros de Hannah.

Por 13 razones no solo denuncia el acoso escolar, sino que también critica sus medios de difusión y la pasividad de la sociedad. Por una parte, la serie muestra cómo las redes sociales se han convertido en un lugar de crítica y abuso constante imposible de parar. Como afirma Hannah, “Facebook, Twitter e Instagram nos han convertido en una sociedad acosadores”. Un espacio virtual en el que todos podemos ser culpables sin sentir cargo de conciencia, a veces con total impunidad. Por otra parte, la producción critica la ignorancia de la sociedad y la pasividad de los colegios ante el acoso escolar. La serie permite ver las dificultades de los centros educativos a la hora de detectar un caso de bullying y cómo, tras una tragedia, se vuelcan en una campaña de prevención que ya no funciona en los alumnos.

Por 13 razones
Just Jared

Además, la adaptación también trata ligeramente otros temas como la brecha generacional entre adultos y jóvenes, las diferencias raciales, la cultura de la violación o la transmisión de cierta masculinidad machista.

Todos estos elementos hacen de Por 13 razones una serie digna de ver. En lo técnico no solo destaca por su contenido, sino también por su calidad sonora y visual, gracias a un montaje dinámico entre el pasado y el presente. Una trama que dirige la propia Hannah a través de trece cintas de cassette y que permite a su amigo Clay experimentar ciertos flashbacks en los que recuerda su relación con ella e investiga las causas del trágico final. Porque toda historia tiene dos caras, la verdad… Solo una. Al fin y al cabo, ¿por qué iba a mentir una chica muerta?

Si quieres saber más, dale la vuelta a la cinta.

 

 

Anuncio

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here