El Mal Querer, ¿discazo o víctima del hype?

0
El Mal Querer
Anuncio

Faltan cinco horas, faltan tres horas… ¡Una hora! Y así durante todo el día de ayer en el que las redes sociales se llenaron de cuentas atrás hasta llegar a las 00:00 horas del viernes 2 de noviembre. Puntual, Rosalía presentó al mundo su esperadísimo segundo álbum, El Mal Querer. Con toda seguridad, uno de los discos con más expectación de los últimos años en la música española.

Un hype que no solo venía desde que sacara a la luz Malamente como aperitivo de este álbum, sino que vino acompañado por una masiva campaña de marketing durante la semana de publicación de El Mal Querer. Primero con la publicación del vídeo de su tercer single, Di Mi Nombre, y el miércoles con el concierto gratuito patrocinado por Red Bull, que congregó en la Plaza de Colón a más de 11.000 personas. Un espectáculo  que sirvió para satisfacer (o alimentar) el ansia viva de los fans y la curiosidad de los más intrigados en conocer quién es Rosalía y qué hace.

Tras muchos meses de espera, El Mal Querer llegó esta media noche con el “boom” que se esperaba. A los pocos minutos, el álbum y una de sus canciones (Bagdad) ya eran TT en España y en todos los timelines ya se podían ver las primeras impresiones sobre lo nuevo de Rosalía. ¿La sorpresa? Que El Mal Querer no ha gustado a todo el mundo. ¿La frase más comentada? “Me esperaba más”.  Es por ello, que aquí os dejamos nuestra opinión sobre el álbum y las posibles causas de este “desenamoramiento”.

Álbum flamenco

Quizás esta ha sido la principal causa. Si esperabas un álbum de “malamentes”, sentimos decirte que no lo vas a encontrar, ya que Rosalía desató toda la artillería comercial con Malamente y Pienso en tu mirá. El Mal Querer es, ante todo, un disco de flamenco (incluso más que Los Ángeles, mucho más alternativo). Y así lo deja claro en el segundo track del álbum con Que no salga la luna, unas bulerías es las que se acompaña una vez más de sus coristas y palmeros, Las Negris y Los Mellis. Pero no es la única.

Prácticamente todo el disco es flamenco puro y cante jondo(como ya se podía vislumbrar en Di mi nombre), pero con singularidades en cadacanción. Como en Reniego, donde la voz se fusiona con un acompañamiento de violín precioso. También en De aquí no sales, la más llamativa al incluir sonidos de motores y los palmeos y jaleos a mitad de canción.

¿Dónde están el resto de canciones del show?

Sin duda, esta ha sido otra de las preguntas más comentadas en redes sociales. Sobre todo por aquellos que han tenido la oportunidad de ver el show de El Mal Querer en directo. La más esperada era la conocida como “Esto está encendío”, la más comercial y “la favorita del disco” (?), según Rosalía. También se echan en falta la flamenca, “De madrugá”, y el interludio musical de inspiración árabe, “Santería”. ¿Se incluirán en una versión deluxe del disco?

Estas ausencias terminan de confirmar la idea de que álbum, directo y vídeos van por caminos separados, pero conectados al mismo tiempo, tal y como ha comentado la cantante en diferentes entrevistas.

Bagdad es la mejor canción del álbum

El público ha hablado, y ya pide que Bagdad sea el próximo single de Rosalía. Apenas unos minutos después de estrenarse el álbum, la canción ya se convirtió en TT. Y esto era algo de esperar. El sample de Cry me a river de Justin Timberlake, combinado con la voz de Rosalía, las palmas, los cantos gregorianos y ese pegadizo estribillo junto al Coro del Orfeón Catalán, han conquistado al público.

Final con mensaje

“A ningún hombre consiento que dicte mi sentencia. Hasta que fuiste carcelero, yo era tuya compañero. Voy a tatuarme en la piel tu inicial porque es la mía, para acordarme para siempre de lo que me hiciste un día”.

Con esta canción, queda claro el mensaje de Rosalía y lo que siempre ha defendido: el empoderamiento de la mujer. Y más en una historia basada en el romance anónimo, Flamenca, donde la mujer, una vez se casa, es aprisionada por su marido.

Puede ser que El Mal Querer haya sido un mártir del hype y del marketing después de una campaña de promoción aplastante, y también puede ser que nos vendieran la moto de esa música urbana aflamencada en lugar de un flamenco más experimental.

Sin embargo, como se suele decir, una cosa no quita la otra, y no cabe duda de que estamos ante un fenómeno musical que arrasará en cualquier territorio. Así que se preparen más allá de nuestras fronteras, porque un nuevo huracán, con nombre de mujer obviamente, está a punto de tocar tierra, y se llama Rosalía.

Anuncio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here